Peros, manzanas y #JeNeSuisPasCharlie

JeNeSuisPasCharlieNo pensaba escribir nada hoy. Y aún sin apenas tiempo para ello, me veo obligado, en conciencia, a compartir algunas reflexiones sobre el tema del atentado contra Charlie Hebdo. De hecho, esto puede considerarse una respuesta crítica a un artículo que se está compartiendo bastante por las redes sociales.

Por la citada falta de tiempo, seré conciso y directo. Dejaré la “poesía” para otro día.

Y recuerdo además que esto es sólo mi opinión personal, con la que se puede estar de acuerdo o no. Creo que el lector medio de este blog es suficientemente maduro como para digerir la crítica y las opiniones ajenas sin “trauma” alguno. Así que nadie se ofenda ni tome mis palabras como “algo personal” (autor del citado artículo incluído).

Para empezar, parece que el autor del artículo es un claro defensor de la libertad de expresión. Me quito el sombrero por ello. No obstante, me pregunto: ¿acaso los “peros” no forman parte también de esa libertad de expresión?

El autor concluye en su artículo:

“Charlie Hebdo: gracias. Lo siento. No os merecéis las balas; tampoco os merecéis tanto PERO.”

Y yo me pregunto: ¿Satanizar los “peros” no es una forma de coacción contra la libertad de expresión?

Aún más, me pregunto: ¿Tratar de acabar con los “peros” no es un intento de reducir la realidad, compleja por naturaleza, a concepciones simplistas? Sí, hablo de ese simplismo de los que nuestros mass media hacen tan buena gala, y de cuya audiencia desconozco si el autor del artículo formará parte habitual.

Dice el autor haberse sentido muy dolido por el atentado, y también dice:

“Quería tener cierto duelo antes de hablar”.

 
Y yo me pregunto: ¿Guardó el autor también duelo cuando las viñetas de ciertos dibujantes, tan calentitos en sus estudios europeos y tan responsables ellos, le costaban la vida a gente inocente en países musulmanes? ¿Alguien le hizo a esa gente un #JeSuisCharlie, o sólo eran un puñado de muertos más en el Tercer Mundo? Hemerotecas, ¡para qué os quiero!

religiousIntoleranceEn las continuas alusiones del autor a “izquierda” y “derecha” no entraré, porque ya es bien sabida mi opinión sobre las máquinas de etiquetar, y sobre las tácticas de marketing social tipo Pepsi-CocaCola.

 

Otra afirmación de nuestro amigo:

“Pienso que hay, en ciertas personas, una necesidad de disentir casi patológica”.
¡Ajá! Vale. Recapitulemos:

– Defiendo la libertad de expresión y satanizo los “peros”.

– El que no piensa como yo es, “casi”, un enfermo mental.

Quizás a los lectores más veteranos de nuestro blog les suenen de algo este tipo de actitudes.

El autor prosigue viniendo a decir que mucha gente no tiene ni idea de lo que es Charlie Hebdo, y que igual que se mete con el islam también lo ha hecho con el catolicismo y con “to’ quisqui”, y prosigue:

“Han visto una imagen en la que han detenido la mirada tres segundos y eso es suficiente para sentar cátedra.”

Hombre, pues para el que tenga un mínimo de conocimiento sobre las civilizaciones con las que nosotros, todopoderosos occidentales, compartimos este planeta, incluso medio segundo sería suficiente para darse cuenta de que se está provocando gratuitamente al sentir religioso mayoritario de otro modelo civilizatorio.

Y se obvia alegremente que para llegar a donde estamos hemos que tenido que pasar, a lo largo de siglos, por una Revolución Francesa, una Ilustración, un Racionalismo, y otros muchos episodios que otras civilizaciones, en su propia senda evolutiva, no han tenido.

ReligionesOtra cosa ya es tener el suficiente sentido común como para ser responsable, y advertir que esas provocaciones, en el mundo real (no en “los de Yupi”, o en nuestro mundo ideal imaginario) se pagan en muertes (que además pueden no ser la tuya, sino la de inocentes absolutos, por ajenos al asunto).
Prosigue:

“Criticar el Islam es racista y xenófobo, dicen. Es una falta de respeto innecesaria a las creencias de unas personas. Ok. Supongo entonces que toda esa gente se sentirá fatal cuando Mongolia ridiculiza las creencias de los católicos españoles.”

Nótese que por Mongolia se está refiriendo a la revista satírica española, esa que hoy mismo dice en su portada:

“Basta de gilipollas: Dios no existe”
RevistaMongolia14ene15…y que distribuye una faja con dicho lema para que sus correligionarios (¡Uy!, desafortunada palabra) se conviertan en su altavoz.

Pero, volviendo al fragmento citado, una vez más el autor ignora por completo la diferencia de modelo civilizatorio, al pretender mezclar churras con merinas, y comparar a los occidentalísimos católicos españoles con lo que pueda pensar un musulman de Indonesia, por ejemplo.

Es curioso, porque yo no soy católico ni seguidor de religión alguna (tengo mis propias creencias personales e intransferibles). No obstante, a menudo me meto con ellos (en un sentido amigable) y les digo:

Pero, ¿no dices que eres católico? ¿Por qué no vas a misa los domingos? ¿Por qué no cumples los preceptos de la religión a la que dices pertenecer?

Creo bastante evidente que el nivel de laxitud con el que la gente se toma su religión en occidente, no tiene mucho que ver con el que se observa en otras culturas. Y pretender que así fuese, ¿no sería acaso una forma de ese imperialismo cultural y etnocentrismo europeo, que tantos años llevamos criticando?
Continúa el autor:

” Porque, dicen, la libertad de expresión es sagrada. Cómo ha cambiado el cuento en tres días.”

Más de lo mismo. Incapacidad para distinguir cuándo estamos hablando de valores occidentales (que no necesariamente se pueden aplicar al mundo entero, y mucho menos por las bravas) y cuándo no.
Y así, el autor prosigue en lo mismo y lo mismo, así que paso de repetirme. Luego afirma:

“Si consideras que una cosa es la libertad de expresión y otra faltar al respeto, entonces no has entendido absolutamente nada. La libertad de expresión incluye la posibilidad de faltar al respeto.”

Vale amigo, pero no olvides que, en el mundo real, tus faltas al respeto pueden tener consecuencias. Consecuencias que alomejor nisiquiera pagas tú. Es algo resumible en una palabra que los padres que educan bien a sus hijos llaman RESPONSABILIDAD. Palabra a la que, por cierto, suelen sentir cierta alergia muchas personas poco, mal o nada educadas.

Y por cierto, yo soy LIBRE de subirme a un barco, embadurnarme el cuerpo con sangre y darme un relajante baño en el océano. Supongo que, según su concepción, si viene un tiburón y me devora deberemos cargar contra todos los tiburones.

East-West-Islam-OccidentEl “mundoyupismo” parece no tener límites. El problema es grave porque lo que tenemos es una dogmatización (como las religiosas) de los propios valores occidentales, hasta el punto de cegar a muchos a la hora de ver la realidad del mundo tal y como es.

Me resulta curioso que el artículo luego hable de “paternalismo etnocentrista“, a la hora de calificar la tolerancia intercultural. Quizás entonces deberíamos retirar todas las ONGs del Tercer Mundo, no sea que estemos siendo paternalistas al llevarles medicinas o comida.

Y sigue, y sigue y más de lo mismo. Los que no pensamos como él somos, al parecer, “poco lúcidos” (le agradezco que, al menos esta vez, no cuestione nuestra salud mental).

Obviamente el autor lo tiene muy fácil al sacarse la etiquetadora del bolsillo, y envolverlo todo en una cuestión de “izquierdas”. El conflicto en el seno de esa “izquierda” (en la que yo no creo, más que como etiqueta de control de masas, igual que la de “derecha”) era algo que se veía venir. Era evidente esa contradicción entre la “izquierda” que defiende a los musulmanes oprimidos por el imperialismo del capital occidental, y toma té en las casas de Tinduf, y la “izquierda” que defiende el feminismo o no se lleva muy bien con las religiones, y que piensa: “Lo que pedimos para nosotros lo tenemos que pedir para todos.”

voteLeftRightEsa pequeña grieta esperaba su momento, y ahora (tan convenientemente) se está abriendo para dividir aún más a esa supuesta “izquierda” sobre la cual yo me declaro “ateo”.

Según el autor:

“Si nos metemos con unos porque no nos ponen bombas pero con los que sí lo hacen nos callamos, hemos perdido. Y ellos han ganado.”

Otra actitud típica. Renunciamos a CONVIVIR con las demás culturas del planeta, volviendo de pronto al patio del “insti” y pintándolo todo como una “cuestión de cojones” (a ver quién los tiene más gordos).

 

Curiosamente no veo que diga nada sobre quién ha perdido o ganado ante los anuncios que se están escuchando, por parte de ciertos gobiernos, como la posibilidad de prohibir las comunicaciones encriptadas (ver enlaces abajo), y otros etcéteras que circulan por ahí.

Nuestro amigo concluye haciéndo una serie de preguntas y reflexiones para resaltar la valentía de los dibujantes.

Personalmente, yo prefiero hacer un llamamiento a la responsabilidad. Y si alguien necesita demostrar (o demostrarse) lo librepensador y adalid de la libertad de expresión que es, le sugiero que sea igualmente valiente para publicar también su foto y su dirección, no sea que completos inocentes (sea en un país del Tercer Mundo, o en una estación de metro occidental) acaben pagando tal “osadía” con sus vidas.

También me pregunto: ¿Tan seguros estamos de lo que somos o no somos para necesitar demostrarlo gratuítamente, con algo tan “importante” como un dibujo, incluso a costa de poner en peligro las vidas de otros e incendiar el ya calentito escenario del mundo?

Yo lo siento mucho por las víctimas y los familiares, les mando mis condolencias (pese a que ni siquiera creo en la muerte… ya sabéis, mis creencias personalísimas e intransferibles que seguramente serán una locura para cualquier materialista occidental) y lamento mucho lo que han hecho unos desalmados de mentalidad medieval.

Mas, a la vez, declaro un rotundo #JeNeSuisPasCharlie, y acuso al equipo de Charlie Hebdo, más aún tras ver a Mahoma nuevamente en portada de su revista, de ser unos absolutos IRRESPONSABLES, envueltos en un juego tan peligroso (para todos) e innecesario (más aún en estos tiempos turbulentos), como impropio de personas que hayan superado la pubertad.

Principios(values)Y podéis insultarme, escupirme, maldecirme o pinchar agujas en un muñequito que me represente. La muerte no mejora lo que alguien ha hecho en vida, que estamos muy (mal) acostumbrados al “qué bueno era“. Y, antes que a nadie, yo me debo a mis principios.

La dogmatización de los derechos y valores occidentales es también un tema interesante. Todo el mundo habla de libertad y de derechos, pero, ¿cuántos se preguntan qué es un derecho? ¿Es algo objetivo como una piedra o el aire que respiramos, o es una construcción inventada en el imaginario humano? ¿Los derechos se deben tener porque sí, o el hecho de que alguien no respete (reconozca) los derechos en los demás debería hacerle perder el reconocimiento de esos mismos derechos en él? Vamos, algo así como la confianza, que no se pide: se gana.

El tema es muy complejo, cuando no “herético” y peligroso por cuanto malas manos puedan aprovecharse de él. Pero quizás habría que empezar a plantear algunas cosas, ante la evidencia histórica de que el ser humano tiene tendencia a dogmatizarlo y absolutizarlo todo (y esta vez no me repetiré hablando de bucles), y de que el sistema en el que vivimos quizás tenga algunos fallos de base.

Para ir concluyendo, y yendo ya al trasfondo del asunto, creo que la principal conclusión que podemos sacar de todo esto es que el poder de las élites para dividir, manipular y teledirigir a las masas (incluyendo a las masas “rebeldes”), a menudo a golpe de hashtag mediatizado, ha adquirido proporciones épicas, globales y alarmantes.

manifestacionCharlieHebdoHace unos días habría sido impensable imaginar una multitud de “plebeyos” (constituyendo la manifestación más grande de la historia de Francia) arropando a las castas de Europa en una foto.

 

Magistralmente, el sistema ha conseguido llevar a muchos del “No nos representan” al “Recuperar la unidad”. Qué conveniente y oportuno.

Y un detalle curioso: ¡Oh maravilla! Al parecer el Ébola ya no existe.

 

LA MADRE DE TODOS LOS PROBLEMAS: ESTO ES LO QUE HAY

– Estamos ante una sociedad, masivamente controlada por unos medios que son la mayor arma de las élites. El sueño de Goebbels, y pesadilla de Orwell, es hoy una evidente realidad.

– Dichos medios “enamoran” (o “enganchan”) a la población (cuando no la crían desde la cuna) con su programación “neutral”, sus simpáticos bufones y coloridos circos nocturnos, su permanente expectación “después de la publicidad”, sus “realidades” morbosas de narrador áspero y musiquilla tenebrosa, su estimulación permanente de la parte más animal del ser humano, o hasta con la campechanía y familiaridad de un humilde hombre del tiempo.

Claro que, en estos tiempos, decir que “el rey va desnudo” es ser un radical. Pues si es así “me llena de orgullo y satisfacción” ser un radical antes que una oveja (¿al matadero?).

– Los medios, y el “mainstream” general del que forman parte, son una herramienta fabulosa de control social de masas, pues no sólo las dirigen a su antojo sino que son capaces de hacer que hasta los esclavos besen sus cadenas.

Y ahora es mucho más fácil con los hashtags, y unas redes de comunicación que se nos han vendido con su rostro de libertad, pero no con el de herramienta de control social (que quizás también exista).

– La gente que, humilde pero francamente, somos conscientes de esto, somos una minoría (al menos en las “entretenidas” sociedades occidentales). Y no digamos los que estamos dispuestos a llevar a cabo una sincera labor de resistencia (más allá del “valiente like” en Facebook).

Esto es muy grave, porque significa que una revolución popular real, simplemente, no es posible en las condiciones actuales, y aún mucho menos con las “estrategias” infantiles seguidas hasta ahora. Y quien me conozca sabrá que no hablo de “revoluciones al cóctel molotov”, pero tampoco de “revoluciones a la sentada”.

El sistema neoliberal en el que vivimos es tan sumamente eficaz que es capaz, no sólo de controlar a sus enemigos, sino de mercantilizarlos. Un ejemplo perfecto es eso que se suele llamar “la izquierda” aquí en España, con La Sexta, sus “superstars” y su chistes en cadena para que la risa sustituya al pensamiento…

A cualquier persona que quiera entender mejor cómo funciona el sistema, le recomiendo sinceramente que aprenda cómo funcionan los mercados. Que aprenda algo de trading y se entrene en ver bajo la superficie (mirando más a lo psicológico que a lo económico). Alomejor identifica dinámicas que le resultan extrañamente familiares.

– Que esto esté pasando en unas fases tan tempranas de la actual revolución tecnológica, es algo gravísimo, porque significa que, muy probablemente, las generaciones actuales somos las últimas en la Historia de la Humanidad en tener una mínima posibilidad de cambiar este mundo por algo mejor.

Si esto está ocurriendo ahora, y hemos llegado hasta aquí pasito a pasito, pero sin pausa, el nivel de control que tendrán que soportar nuestros descendientes será inimaginable, y sólo un evento cataclísmisco que destruya o inhabilite la infraestructura de las élites, sea natural o no, podrá acabar con semejante planeta-cárcel. (¿Será la crisis energética en ciernes nuestra salvación, en una ironía del destino?)

Nos hemos criado viendo pelis de Ciencia-Ficción, y tendemos a pensar que el futuro siempre es mañana. Pero no. El futuro es hoy, y hoy más que nunca. Porque nuestro mañana, y el de las generaciones que vengan, depende enteramente de lo que hagamos en esta, más que probable, última oportunidad.

Izzukay Bell

OrwellLibertadDeExpresion

+ Enlaces relacionados:
(este apartado puede ser actualizado con nuevos enlaces)

– Prometí poesía, y ahí queda para quien guste.

Yo no soy Charlie @ Rebelion.org

Los ejecutores del ataque en París lucharon en Siria para derrocar a Assad, declara Lavrov @ Red Voltaire

Ataque contra “Charlie Hebdo” es una operación de bandera falsa, según exsubsecretario estadounidense del Tesoro, Paul Craig Roberts @ Red Voltaire

Charlie Hebdo como pretexto @ Red Voltaire

¿Un 11S en París? ¿Quién está detrás del atentado contra Charlie Hebdo? @ Red Voltaire

Diario estadounidense vincula a los hermanos Kouachi con los servicios secretos franceses @ Red Voltaire

¿Por qué el islam prohibe las imágenes de Mahoma? @ CNN México

El Reino Unido quiere prohibir las comunicaciones cifradas en 2016 @ Xataka

Suelte el antivirus: Este troyano es de la policía @ ElDiario.es

Aparecen pintadas vandálicas en una antigua mezquita de Jerez @ Diario de Sevilla

 

+ Nota para comentarios:
Tu opinión, aún siendo contraria, es bienvenida si se comparte con educación y respeto. Aquellos comentarios que no cumplan ese mínimo no serán publicados.
La moderación puede sufrir algunos retrasos dependiendo de la disponibilidad temporal. Disculpas previas por ello.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s