Abdicación y Transición 2.0

BorbonesJubiladosEstimados lectores: No hace muchas horas que publiqué un extenso artículo en el que alertaba sobre la posibilidad de que hubiese llegado el momento que muchos esperábamos desde hace tiempo. El momento en el que la élite, consciente de su imperiosa necesidad de venderse con caras renovadas a las nuevas generaciones, para perpetuar su estatus y su poder, ejecutase el plan que para tal fin habría estado diseñando, como ya advertí en varios artículos anteriores.

Y los acontecimientos indican que sí, que ha llegado. En sus manos parecen estar ya dispuestas, una vez más, las cuerdas para atarnos bien atados por otras cuantas décadas. Desde mi punto de vista se refuerza la hipótesis de que lo que estamos viviendo es un acto más de esa función llamada La Trampa. La Transición 2.0 ya está aquí.

Vivimos días en los que una jornada de lluvia precede a otra de diluvio. Vivimos días en los que se está haciendo Historia (con mayúsculas). Y la cuestión es, ¿quién la va a escribir definitivamente esta vez? ¿Lo hará la mayoría en un ejercicio de verdadera democracia? ¿O lo hará de nuevo una minoría por imposición?

No voy a extenderme como lo hice en mi anterior artículo, en parte por falta de tiempo, y en parte porque casi todo lo que podría decir ya lo he dicho con anterioridad.

Pero no está de más señalar algunos puntos.

Viendo, como hemos visto, los detalles de La Transición (la 1.0, de hace casi 40 años) más nos vale estar alerta. Más nos vale anotarlo, fotografiarlo, filmarlo, grabarlo y analizarlo todo, y estar pendientes, no sólo del dedo que señala, ni de la Luna a la que señala, sino, a ser posible, de ambos.

Por ahora todo son interrogantes salvo, quizás, en algún archivo a salvo de miradas indiscretas (que no de posibles variables imprevisibles con el potencial de cambiar la realidad).

AbdicacionJuanCarlosI¿Hay relación entre la fecha de la abdicación del rey y los recientes acontecimientos electorales? ¿Acaso forma todo, en su conjunto, parte de un plan más amplio?

¿Cuántas veces nos repetirán, mediáticamente, el nombre de Felipe VI para que parezca encajar en el siglo XXI, y no nos suene a otras épocas?

¿Habrá un nuevo 23F para consolidar al nuevo rey? Y si lo hay, ¿tendrá algo que ver con Cataluña? ¿O con un hipotético lavado de cara del Estado? ¿O irán por otro lado los tiros?

¿Puede el revitalizado conflicto monarquía-república (o referendum sí-referendum no) insuflar algo de oxígeno electoral a unos dinosaurios partitocráticos (PPSOE) aparentemente moribundos? ¿Habrá alguna posibilidad de referendum ahora, o cuando las citadas bestias colapsen definitivamente?

¿Habrá un régimen oligárquico 2.0? ¿Habrá un nuevo PPSOE capaz de arrastrar (y engañar) a las nuevas generaciones? ¿O muchos quizás? Y, de ser así, ¿cómo harán para, una vez “enganchadas” dichas generaciones, reconducir poco a poco la situación hacia los intereses de la élite?

Las respuestas a éstas y muchas otras preguntas se presentan como un reto que todo ciudadano con consciencia de serlo debería hacer suyo. Puede que semejante misión no sea fácil de cumplir, pero, desde mi punto de vista, es un deber de primer orden. Nos jugamos demasiado. Nos jugamos ver en nuestras vidas, y legar a nuestros hijos, el cambio real, la democracia sin excusas y el verdadero derecho a decidir, de todos, y sobre todo.

Izzukay Bell

PD: Este artículo se publica bajo la política de independencia de DDV.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Abdicación y Transición 2.0

  1. Avalon dijo:

    Esta nueva etapa histórica que nos ha tocado vivir (yo por segunda vez pues la 1ª tenía veintitantos años) la voy a vivir con absoluto conocimiento y sobrado de experiencia. Ya he empezado ha hacer reflexiones en textos privados a modo de estudio y crónica.
    Dices: “(…) y estar pendientes, no sólo del dedo que señala, ni de la Luna a la que señala, sino, a ser posible, de ambos.”
    Y añado, estar pendientes además DE LA OTRA MANO, que es la que realiza realmente el juego.
    Los protagonistas son casi los mismos bajo la bandera “partidista y partidaria” (por lo que se lo “curran”) demagogos y sectarios y mentirosos, hasta la desvergüenza algunos de ellos, de la 1ª transición.
    Tengo mi teoría, una teoría que contrastaré con el resultado, (cuando sea) solo a efecto de inventario, pues poco influyo y menos tengo interés en influir.
    Sigo tus interesantes reflexiones.
    Un saludo

    • Izzukay Bell dijo:

      Hola Avalon. Cuánta razón en lo que dices de “la otra mano”. No hay más que ver ciertas presencias en las concentraciones por el referéndum. Siento que me faltan ojos, oídos y neuronas para poder abarcar todo esto en su conjunto. Pero bueno, aún así habrá que mantenerse en permanente alerta y señalar cualquier juego de manos. Gracias por seguirme y por compartir tus impresiones. Yo seguiré escribiendo según el tiempo me lo permita o los acontecimientos me obliguen. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s