#RevoluciónCreativa: Construyamos el futuro sin pedir permiso

RevolucionCreativa_DelacroixViendo cómo en España se quiere llevar al pueblo hacia una carnicería, y la gravedad de la situación, urge enfrentarse al irracional visceralismo social (que ya sabemos cómo acaba) e impulsar de una vez la #RevoluciónCreativa.

Hay que alzarse y decir “No” a quienes creen que las urnas o las palabras, las flores o la sangre, nos abrirán el camino hacia el futuro que merecemos como sociedad.

Hay que alzarse y decir “No” a quienes se llenan la boca con la palabra democracia, pero a la hora de la verdad la temen (a menudo porque la usan como excusa para llevarnos al terreno de su ideología, ignorando que la democracia es una herramienta para todos, y que si es para algunos será otra cosa, pero no es democracia).

Hay que alzarse y decir “No” a quienes creen que el potencial de la creatividad humana tiene límites.

Sí, hay que decir “No”, y con todas nuestras fuerzas. Pero ya no sirve decirlo con palabras, sino con hechos.

Lo he dicho muchas veces, y lo seguiré diciendo: Es un insulto a la inteligencia que vivamos, en pleno s.XXI, en un mundo donde las cotizaciones de los mercados viajan tan rápidas como la luz, pero la expresión de la voluntad popular se mueve a la velocidad de los continentes. Cómo se nota dónde están las prioridades de ciertos “demócratas”.

Por suerte podemos cambiar eso, y no hace falta crear partidos, ni ganar elecciones, ni pedir permiso para ello en cualquier país que pretenda ser distinto a Corea del Norte. Sólo hace falta moverse y trabajar por hacer que el mañana sea hoy.

Por eso me complace anunciar que ayer mismo iniciamos una ronda de contactos técnicos en torno a la aplicación práctica de la democracia directa.

En concreto estamos estudiando la posibilidad de aplicar los algoritmos criptoeconómicos a la democracia electrónica. Si lo hemos hecho con la economía, a pesar de los banqueros, podemos hacerlo con la política, a pesar de los políticos.

Ya conocemos también algunos pueblecitos donde podríamos iniciar una experiencia piloto.

democraciaElectronicaSé que mucha gente tiene temores sinceros hacia la democracia electrónica, y eso no sólo es normal, sino que es sano. Por eso hay que moverse, estar a la altura que requiere este reto y crear una herramienta para la autogestión de la voluntad popular que garantice la eficiencia, la transparencia, el anonimato y la seguridad. En ese sentido, la criptoeconomía, que ya lleva años funcionando con éxito, puede enseñarnos mucho.

También está claro que la casta política no va a abandonar el poder así haya una red de democracia directa en cada municipio de España. Es más. Así apliquemos el sistema más perfecto del mundo, le “buscarán las cosquillas”, lo atacarán y tratarán de vender mediáticamente a la sociedad la idea de su invalidez.

Ni siquiera es descartable que traten de boicotear el desarrollo técnico de cualquier proyecto al respecto, como ya boicotearon el proyecto de “democratización mediática” a cuyo desarrollo entregué por completo muchos años de mi vida (aunque en este caso lo tienen algo más difícil por razones varias en las que no voy a entrar ahora).

Y tampoco se puede obviar la posibilidad de que, en caso de que la iniciativa empezase a replicarse por la geografía española, contraatacaran con alguna suerte de sistema de democracia electrónica “de juguete”, como la que hemos visto en algún pueblecito desconocido y “perdido” (al que yo llamo el “Área 51” de la democracia directa).

Con todo eso, y más, ya contamos. Pero lo importante no es lo que el complejo mediático-politico haga, o diga o deje de decir. Lo importante es que empiece a verse la diferencia entre lo que el pueblo dice, y lo que ellos dicen que “el pueblo dice.

Es vital moverse, actuar e impulsar esta revolución que no entiende de ideologías, sino de eficiencia democrática. Llevamos ya muchos años subidos en el barco del s.XXI, pero, en lo político, éste sigue en puerto y atracado. Y en este país ya no podemos esperar más, porque nos arriesgamos a condenar a nuestros hijos y nietos a otro siglo oscuro, y porque es nuestro deber legarles algo bastante mejor que lo que tenemos hoy. Es hora de zarpar. La aventura no será fácil, pero confío en que, contando con buenos navegantes, superaremos cualquier tormenta y caminaremos por las playas de un nuevo y mejor destino. ¿Subes a bordo?

Izzukay Bell
NOTA 1: Se irá publicando cualquier novedad sobre todo esto en la página de Facebook.

NOTA 2: Estos contenidos se publican bajo nuestra política de independencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión, Sobre DDV y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s